Valle del Jerte, primavera en plena naturaleza

jerte 500x337 Valle del Jerte, primavera en plena naturaleza

No hay nada más bonito y romántico que un paseo en caballo, y más aún, rodeados de los cerezos en flor…. eso es lo que nos ofrece el Valle del Jerte. También podemos hacer rutas en bicicleta, en quad o en moto.

Es un destino económico y placentero, y sobretodo, temporal, ya que este magnífico paisaje sólo se puede disfrutar en primavera. Motivo por el cual se celebra la Fiesta del Cerezo en Flor.

Pero antes de ir, debemos concienciarnos del estilo de viaje que es, lo que quiero decir es que es para disfrutar de las pequeñas cosas, de la paz y tranquilidad que se respira en el ambiente, relajarse con el murmullo del agua y perder la vista en el infinito.
Se dice que este “evento” rememora el rito en el que el agricultor muestra su alegría para dar gracias a la madre tierra por la llegada de la próxima cosecha.
El paisaje se caracteriza por su buen clima y una frondosa vegetación.

Aprovechando ese destino, podemos visitar Plasencia, cuyo monumento más característico es la Catedral de Plasencia. Lo curioso de este edificio es que podemos ver dos mitades bien diferenciadas; la Catedral Vieja, del siglo XIV, de estilo románico cisterciense y elementos góticos, y la Catedral Nueva, del siglo XVI y de estilo renacentista. También destacar la fachada principal y el retablo mayor, de estilo plateresco, obra de Gregorio Fernández, así como la sillería del coro, de Rodrigo Alemán.

Otros lugares de interés son: La reserva natural de la Garganta de los Infiernos, y la Garganta del Caozo.

También podemos hacer una pequeña ruta por los pueblos colindantes, ya que no nos llevará mucho tiempo, y merece la pena. Uno de esos pueblos podría ser Barrado, que está situado en la parte alta de un pequeño valle intermedio entre el valle del Jerte y la Vera. Es un auténtico mirador. Muy cerquita de Barrado, nos encontramos con Piornal que es el pueblo más alto de toda Extremadura, reconocida hermosura de sus puestas de sol.

Justo al lado de Jerte, tenemos Cabezuela del Valle, pueblo en el que podemos visitar el Museo de la Cereza y el Centro de Interpretación sobre el Agua.

Así que si tenéis pensado una escapadita de fin de semana, tened en cuenta la estación en la que estamos y sacadle el máximo partido.

Aquí os dejo un par de páginas muy útiles http://www.turismovalledeljerte.com/