Medina Azahara, los lujos del siglo X

MedinaAzahara06 Medina Azahara, los lujos del siglo X

A los pies de Sierra Morena, a tan sólo cinco kilómetros de Córdoba se alza una de las huellas más hermosas que nos dejó la civilización árabe a su paso por la península ibérica. Medina Azahara es uno de esos lugares que hay que visitar, por lo menos, una vez en la vida.

Según se dice, la ciudad tenía 15.000 puertas, 4,313 columnas y una estatua de mujer sobre su arco de entrada. No obstante, esta ciudad que se construyó a principios del siglo X tuvo una vida más bien corta, pues no había llegado el año mil cuando los amorávides lo saquearon.

Del lugar se puede destacar el salón de Abd al-Rahman III, reconstruído en el siglo XX y eje de las solemnidades oficiales de la ciudad. La mezquita será otra de las sorpresas que nos deparará la ciudad. Según dice la leyenda, se levantó tan sólo en 48 días pues el califa mandó trabajar allí a mil personas.

La casa de los visires es de los edificios que mejor se han conservado, un monumental pórtico con arcos que enmarca el acceso al área pública donde se celebraban los actos militares.

En fin, Medina Azahara es para visitarla con profundidad, para estar en ella un día entero, perderse, leer todos los paneles informativos e imaginarse como debía de ser la vida en una de las ciudades más lujosas del occidente del momento.