Diez razones para visitar España

pirineos Diez razones para visitar España

Nuestro país tiene un sinfín de lugares interesantes a la hora de viajar y ninguno de ellas tiene desperdicio. Por eso os daré diez razones para viajar a España; razones de peso, dado que ninguna de las regiones españolas deja de tener al menos un atractivo histórico, estético, placentero, natural, artístico o cultural que ofrecer a los turistas.

1. Naturaleza. Nuestro país ofrece distintos tipos de paisaje y entre todos ellos, destacaré la mitad norte de la península, donde se encuentran los Picos de Europa o los Pirineos. Además, podemos acudir a paisajes naturales formados por lagos, como el lago de Sanabria o los lagos de Covadonga, o a pueblos con unas vistas de postal.

2. Buen tiempo. En las islas y este del país gozan de buenas temperaturas, incluso en invierno, por lo que la visita a estas zonas será más agradable para los viajeros. En caso del verano, el sol asegurado en prácticamente todo el territorio menos en el norte incrementa la ventaja respecto a otros lugares.

playa Diez razones para visitar España

3. Playas maravillosas esperan en España a los turistas, que muchas veces las masifican los meses de verano. En este aparado ensalzaré a los archipiélagos de Canarias y Baleares.

4. Festivales de música. Cada año, proliferan más y más en nuestro país de todas las tendencias musicales: pop, rock, folk, electrónica

5. La gastronomía. La influencia de la dieta mediterránea y el gusto por el comer bien en nuestro país hace que la gastronomía de España sea de calidad y un aliciente para conocerla.

6. Museos. La cultura también es una razón de peso para conocer nuestro país y sobre todo, el albergar museos dedicados a grandes figuras españolas como Dalí, Sorolla, Picasso o Miró, además de museos de referencia internacional como el Prado de Madrid o Guggenheim de Bilbao.

sagrada Diez razones para visitar España

7. Ciudades. Como foco de atracción de población, las ciudades muchas veces concentran muchos atractivos en su seno y esto unido a los edificios y su belleza, puede ser toda una razón para visitarlas. En este sentido, mis favoritas son San Sebastián, Barcelona y Cuenca.

8. La fiesta. La fiesta es un sustantivo que parece calificativo de España, por lo que masas de turistas se acercan a las discotecas de Ibiza o a las fiestas de los San Fermines. Gustos al margen, lo cierto es que los bares cierran tarde y está asegurada la marcha prácticamente en cualquier punto del territorio.

9. Aislamiento. Más allá de los grandes lugares para turistas se encuentra la España menos conocida, aquella conformada por pueblos pequeños, que muchas veces esconden estampas de cuento y donde tenemos asegurada la tranquilidad.

10. Construcciones. Catedrales de un valor estético incalculable, monumentos erigidos en épocas de esplendor económico y otra serie de edificios de alto valor se extienden a lo largo de nuestro territorio. Hay montones, pero yo me quedo con la Alhambra, Sagrada Familia, el Palacio Real de Madrid y la catedral de Santiago de Compostela.